AMBICIÓN

¿Porqué aprender vasco?

Lejos de mi la idea de querer instituirme en Profesor de Vasco... yo mismo no soy más que un modesto ALUMNO al principio del aprendizaje de este idioma (*).

En este sitio web, quiero simplemente contradecir algunos prejuicios según los cuales el vasco sería un idioma inaccesible a quién no creció con él. Es falso y lo demonstraré implicítamente. En el mismo orden de ideas, habrían varios vascos (el Souletin, el de la costa, el del Norte y el del Sur...) lo que haría la tarea aún más insuperable. Es cierto que hay una sospecha de verdad en estas aseveraciones, pero, por una parte, todos los dialectos hablados tienen un extenso tronco común (sintaxis casi idéntico, mayoría del vocabulario) y, por otra parte, se impone cada vez más el esperanto vasco o vasco unificado que es el unico enseñado en los establecimientos oficiales.

Por último, y no es la menor de mis ambiciones, querría intentar hacer compartir el entusiasmo y la motivación que me animan y me incitan a profundizar mi conocimiento de este idioma. ¿Y la mejor manera de aprender, no es la de enseñar?

El sumario de esta parte del servicio dedicado al idioma vasco aparece siempre en cabeza de página. Superviselo. Evoluciona enriqueciendose en el tiempo. Las lecciones propiamente dichas, identificadas por un simple N° ("bajo" el cual aparece el tema tratado), se ponen progresivamente en línea, a un ritmo irregular. La rúbrica ÍNDICE efectúa reagrupaciones útiles. LÉXICO y SUFIJOS (tan frecuentes en vasco) completan el dispositivo pedagógico.

(*) Deseo rendir homenaje a mis profesores y a sus instituciones (AEK) por la calidad de sus prestaciones. Se aprende el vasco como un niño aprende a hablar, es decir sin referencia (o la menos posible) al español. Es sin duda el mejor método para abarcar un idioma extranjero (el de la inmersión) pero eso implica dedicar mucho tiempo... y voluntad.

Si un motor de búsqueda seleccionó esta página aislada del resto del sitio web inmobiliario bascorama.com... hagan clic en la tecla siguiente

Intégralité du service